viernes, 30 de octubre de 2009

El Angel


Se despertó y se dio cuenta de que estaba destapada, noto el frió por todo su cuerpo y un estremecimiento hizo que se encogiera en posición fetal. Ella no sabía como se había destapado pero lo que si sabia es que era demasiado pequeña para saber taparse sola. Otro escalofrío, otro tiritón... lloro.


"La niña" pensó mientras daba un salto de la cama. Se enfundo las zapatillas de andar por casa y se encamino al dormitorio.


Oyó la voz aquella que tanto le gustaba, que la acariciaba y la tranquilizaba al instante. Se sintió transportada y acurrucada entre unos fuertes brazos, y allí, al alcance de su boquita, la ambrosía que la volvía loca. No tenia hambre, pero un traguito no le iba a hacer mal. Mientras bebía sintió que el sueño la invadía por completo y sus ojos cayeron pesadamente, su cuerpo se aflojo y quedo suspendida en aquel trance.
"Se ha dormido"... La acostó en la cama, la tapo bien para que no pasara frió.. y entonces se dio cuenta de que su pequeñita quizás le había pasado eso, el frió. Le remetió la sabanitas para que no se destapara de nuevo y le dio un besito antes de volverse a su cama. Su marido dormia placidamente, todo estaba en orden.

Oyó un tintineo, era algo que no había oído antes. Se despertó y estaba en su dormitorio, en su camita. Una tenue luz iluminaba un poco el cuarto, y entonces se dio cuenta. Sentado a su lado había un niño, era mas grande que el que llamaban su hermano. Tenía una cara redondeada, le parecio agradable. Vestía una túnica blanca e irradiaba luz propia, una luz algo mas fuerte que la de la lamparita que iluminaba la estancia.
- Hola.- Le saludo el chiquillo.
Ella no entendía aun muy bien las cosas que le decían su mama, su papa, su hermanito.. pero a él lo entendió enseguida, sabía que le estaba saludando.
- Hola.- contesto ella sorprendida de que pudiera hablar.- ¿Quien eres?
- Soy un ángel.
- ¿Un ángel?... ¿y de donde vienes?
- Del reino de Dios.. me fui hace unos años a el, y al poco recibí mis alas y me mandaron para proteger a las personas.
- ¿Proteger a las personas?
- Los ángeles estamos siempre volando de aquí para allá, estamos cerca de las personas que queremos. Los protegemos, los ayudamos y cuando llega el momento de que se vengan con nosotros les cogemos de la mano y los guiamos para que no se pierdan en el camino.
- ¡Oh!... ¡Que gran misión tenéis!.. sera agotador.
- La verdad es que no, pues cuando eres un ángel ya no tienes cansancio, ni hambre, ni nada. A cada uno se nos encomienda a una o dos personas... pues hay muchos allá arriba.
La pequeña reflexiono de estas cosas y al fin pregunto.
- ¿Tu eres mi ángel?
El sonrió con plenitud y la pregunta quedo contestada.
- A partir de hoy viviré en ti siempre. Tu ya no me volverás a ver pero yo te protegeré...
- ¿Por que no te podre volver a ver?
- Por que solo me esta permitido que me veas una vez, en esta noche tan especial como la de hoy.
- ¿Que le pasa a la noche?
- Esta noche es la noche de los difuntos, es la noche en que se recuerdan , en los que se reza por ellos... por eso es la noche elegida para verlos entre sueños. Los ángeles tenemos permiso para aparecernos a los que protegemos.. pero eso si, si ellos nos quieren ver... como tu hoy.
- Yo te quiero ver siempre.
- Y siempre me veras en tu corazón.- sonrió de nuevo.- Ahora duerme, y no te preocupes, siempre habrá alguien que te recuerde que yo estoy contigo.
La beso tiernamente en la frente y la pequeña entro de nuevo en un profundo sueño.

Dedicado al Ángel que se que vela por mis hijos.

4 comentarios:

noeli dijo...

Sin palabras..., es la historia mas dulce y prciosa que he leido..:) muchas gracias Ana. Luz y Ángeles contigo y tus pequeños siempre

Gatadeangora dijo...

Me ha encantado, eres genial Ana.

Besos

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana,

me gusta tu nuevo blog. Qué historia más tierna y chuli... nuestros Ángeles de la guarda que nos cuidan y que está con nosotros... yo sí creo en ello porque en momentos difíciles de mi vida sé que han estado conmigo y me han ayudado. Me ha gustado tu definición:

"Los ángeles estamos siempre volando de aquí para allá, estamos cerca de las personas que queremos. Los protegemos, los ayudamos y cuando llega el momento de que se vengan con nosotros les cogemos de la mano y los guiamos para que no se pierdan en el camino."

Un abrazo Ana!

Ana dijo...

Espero que nunca me abandonen ni a mi ni a nadie, pues pienso que son algo maravilloso que hay que cuidar.
Un beso Noeli!
----------------

Tu si que haces unos chistes buenos en tu blog.. jejeje... lo mio es ser un poco mas tierno.
Un beso Gata de Angora!
---------------

Gracias Ricardo, pues poco a poco ire metiendo relatitos y cositas, es que en esta semana la he tenido.. uf!!!.. bueno, ya os contare!!
Un beso y espero que sigas visitandome!